La homeopatía es una terapéutica que se sirve de medicamentos homeopáticos para administrar sus tratamientos. Cómo tomar estos fármacos suele ser una de las dudas más frecuentes de los pacientes que se acercan por primera vez a la homeopatía. Sin embargo, su ingesta no implica ninguna complicación, al contrario, es muy sencilla.

La forma farmacéutica más común de estos medicamentos son los gránulos y los glóbulos, que se disuelven directamente en la boca sin necesidad de agua. El resto de las formas farmacéuticas en las que se presentan los medicamentos homeopáticos, comprimidos, jarabes, pomadas, etc., se toman igual que el resto de fármacos.

La dosis de estos medicamentos no está vinculada a la edad o peso de la persona. La toma de los gránulos de tubos suele ser de 5 de estas “bolitas”,  tres o cinco veces al día. Los glóbulos, sin embargo, son de una toma única y, además, ya vienen preparados en envases unidosis.

Es recomendable realizar la toma fuera de las comidas para que el medicamento se absorba correctamente. En general, los medicamentos homeopáticos se han de ingerir al menos un cuarto de hora antes o después de las comidas.

En el caso de por ejemplo sufrir un cuadro gripal, lo más correcto es empezar el tratamiento en el mismo momento que aparezcan los primeros síntomas. En un primer momento, será necesario repetir las primeras tomas varias veces al día, y después ir espaciándolas según se note mejoría.

Si padecemos una patología crónica, lo más habitual es tomar el medicamento con una pauta que nos indicará el médico homeópata que nos esté tratando, que suele ser una vez al día, a la semana, al mes…

La homeopatía se puede tomar como tratamiento único o bien combinarse de forma complementaria con otros tratamientos, pues en líneas generales no presenta interacciones medicamentosas.

Una de las características de los medicamentos homeopáticos es que todo el mundo puede tomarlos. Los suelen emplear mucho embarazadas, pacientes polimedicados y suelen indicarse en pediatría. En el caso de los más pequeños, hay que destacar que los medicamentos homeopáticos se pueden disolver con un poco de agua en un vaso o en el biberón. Su sabor es dulce, y esta peculiaridad favorece su ingesta.

Por último, recordamos que los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias.

About the author

Un magnífico equipo

Artículos Relacionados

JOIN THE DISCUSSION

Uso de cookies

Aquipopular.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR