Este domingo de Así es la vida, recogemos un reportaje que se emitió recientemente en la el segundo canal de RTVE, sobre el colesterol. En él se habla de la gran mentira que se ha construido alrededor del colesterol y la patología cardiovascular y que ahora se está poniendo en entredicho.

Según el doctor Guillermo Basauri, “la palabra colesterol se considera un tóxico y algo horroroso, pero resulta que el colesterol es una de las moléculas más importantes para nuestra vida, de hecho el propio cuerpo lo fabrica. El hígado es el órgano de producirlo y es fundamental para el sistema nervioso, para generar hormonas, para el sistema endocrino. Lo que se está viendo es que realmente las tasas altas de colesterol no son un problema y de hecho resultan saludables para nuestro sistema nervioso. Los niveles bajos y el consumo de medicamentos para reducirlo son los que están ocasionando trastornos de memoria y mentales. Es más, en un estudio se ha visto que los pacientes que tenían el colesterol malo alto vivían más que los que tenían en colesterol malo bajo”.

El documental desvela que se han manipulado los resultados de algunas de las investigaciones relativas al colesterol. Después, ha ido apareciendo estudios que han desbancado las opiniones negativas relativas a esta molécula. En una de estas investigaciones, por ejemplo, se comparaban las tasas de infarto de Finlandia y Francia, en personas con los mismos niveles de colesterol. El análisis demostró que los infartos eran superiores en los finlandeses, observándose que el tipo de dieta era determinante y no tanto el colesterol en sangre. En definitiva, una dieta muy rica en azúcares refinados, al margen del colesterol, se relaciona más con problemas cardiovasculares.

“Hay que desvincular el colesterol de la enfermedad. El colesterol no es una molécula mala. El ser humano no es carnívoro, la dieta humana no sólo puede basarse en la carne, pero no por el colesterol, sino porque los productos de origen animal no se metabolizan bien. Sin embargo, incluso más nocivo que comer carne son los productos industriales.

En los últimos 30 años ha aumentado muchísimo el consumo de azúcar, actualmente se consumen 50 kilos de azúcar por persona al año, y esto sí es un problema de salud.”

Los riesgos del exceso de azúcar

El azúcar está presente en muchos alimentos, no sólo en la bollería o los dulces. El 90% de todos los alimentos industrializados tiene azúcar refinado (azúcar de caña, sirope…, todo es lo mismo). “El azúcar moreno es similar también en relación a la salud. En general, los edulcorantes deberían eliminarse de la dieta. La miel está bien, la panela, una miel vegetal, no son alimentos procesados y como sustitutos son correctos, pero están muy concentrados y por ello cuanto más lo sean hay que comerlos con moderación”, comenta el doctor.

“La estevia es una planta que endulza y tiene numerosas propiedades. Yo no la conozco mucho, pero casi es más interesante el ir deshabituando a lo sabores excesivamente dulces. Los cereales, el arroz o las frutas ya tienen azúcares.. En la medida en la que dejamos de tomar cosas azucaradas, recuperamos el sabor del dulzor. Estamos demasiado saturados de lo dulce.

A veces el cuerpo o el corazón nos piden cosas, pero nos lo piden generalmente desde un lugar poco adecuado. Hay que entender qué es lo que nos hace bien o mal y a partir de ahí tomar decisiones racionales. Hay que ser responsables de lo que hacemos porque hay cosas malas, como el azúcar, el alcohol, el tabaco… Lo que no significa que de vez en cuando lo hagamos. Fumarse cuatro cigarros al mes no es malo. Hay que saber moderarse.

No todos los cuerpos metabolizan igual, hay personas saben adaptarse al estrés y los saben gestionar. Esto se puede trasladar a cualquier cosa, la forma de vida, la forma de comer, etc.

Hace no mucho escribía en el blog www.hablandodehomeopatía.com, un post que se titulaba algo así como necesitamos otra educación, necesitamos otra medicina y donde también hablaba de la homeopatía. Y mencionaba todo esto de que necesitamos otra educación analizaba la medicina actual y los cambios que necesitaríamos para tener una mejor educación y medicina, que serían claves para vivir mejor. Y por encima de la medicina, la educación. Cada vez estamos equivocando más la orientación de la educación. Estamos olvidando las cosas más importantes y estamos haciendo fuerza en el consumo, que hace a las personas menos felices. Deberíamos mantener una educación basada en la cooperación, en la auto-introspección, que nos ayudara a ser personas más tolerantes, más críticas, pero siempre de una forma constructiva. Es importante ser auto-críticos. Saber ser sinceros y ser capaces de detectar desde donde hacemos las cosas. Hay mucho autoengaño, el ser humano tiene una gran capacidad de justificar las cosas que hace uno y de criticar las cosas que hacen los demás.

Hay una forma muy sencilla de saber si lo juicios o los actos que tú estás haciendo son buenos o malos, y es ponerte en el lugar del otro y que esos actos te los hicieran a ti. Ponerse en el lugar del otro, la empatía, algo fundamental para valorar los actos”.

About the author

Un magnífico equipo

Artículos Relacionados

JOIN THE DISCUSSION

Uso de cookies

Aquipopular.com utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR